Desde tiempos bíblicos hasta el presente, los judíos y el judaísmo han tenido una conexión ininterrumpida con “Sión”, “Eretz Israel”, “Tierra Santa” o lo que las grandes potencias denominaron “Palestina” después de la Primera Guerra Mundial. El plan del siglo XIX para construir un estado judío requería población y territorio. La identidad judía, el antisemitismo y la imposibilidad de lograr igualdad cívica en el continente europeo catalizaron la inmigración judía hacia países democráticos y la inclinación por la construcción de un estado judío. La población judía en Palestina aumentó de 25,000 en 1882 a 400,000 judíos en 1940 y a 600,000 en 1948. La propiedad de tierra judía creció de 450,000 dunams (un dunam es un cuarto de acre o 0.1 hectáreas) a 1.4 millones de dunams en 1940 y a 2 millones en enero de 1948.

El crecimiento físico y demográfico en este período de setenta años fue constante pero desigual. Al trazar el mapa de la ubicación geográfica de los 315 asentamientos judíos construidos en este período de tiempo, se puede ver el proceso de construcción del estado, y con ella proveer una explicación visual simple sobre por qué las Naciones Unidas propusieron las fronteras que propusieron para la partición de Palestina entre un estado judío y otro árabe en su Plan de Partición de 1947. Junto a los a los 20 mapas que aquí exponemos hay también una explicación sinóptica de los números de inmigración y documentos que sirven de fuente para mostrar  el desarrollo del estado judío.

Agradezco especialmente a Roni Eshel y Tal Grinfas-David, quienes comenzaron este proyecto conmigo en 2010. Asimismo, extiendo mi profundo agradecimiento a nuestro pasante de ISMI, Gabriel Epstein, por revisar y mejorar nuestro rudimentario PowerPoint utilizando sus talentos tecnológicos y gráficos siempre muy creativos. Toda responsabilidad por la prosa y la elección del lenguaje utilizado en “Proceso de formación del núcleo que constituyo la creación del estado de Israel 1882-2947” es exclusivamente mía. (Si usa este PDF para aprender, le sugerimos proyectarlo en una pantalla o imprimirlo)

Ken Stein, enero de 2020 

PDF